domingo, 1 de diciembre de 2013

Largo vacío

La verdad es que desde que terminó lo que terminó en mi vida, y a raíz de dejar de hacer cosas para olvidar, y de hacer otras para dejar de recordar, he generado un pequeño vacío en mi vida.

Y no hablo del sentimental, hablo simplemente de que llega el fin de semana, cuando uno tiene más tiempo libre, y en teoría más ganas de hacer cosas que te entretengan sin que sean una obligación y resulta que a mi se me hace largo, algo que en mi puta vida había pensado que me ocurriría.

Sólo una mañana de este finde, el mismo sábado, me dio por salir a la playa a hacer uso de la réflex, amortizarla un poco y aprender a hacer fotos a base de fallar y fallar. Luego hice otra cosa milagrosa, ir a visitar a unos amigos sin haber quedado previamente, algo que surgió de manera tan espontánea como sorpresiva.

Pero si no fuera por eso, que puñetas hubiera hecho? No lo sé. El domingo lo he tirado en ver MChef, una peli, jugar muy poco, casi forzado.. Las horas se me hacen eternas cuando no tengo nada que hacer. Lo peor es que luego me da rabia que se acabe el finde y empiece a trabajar y los estudios, pero en cierta manera me quejo aliviado de que sea Lunes.

Es injusto pensar que esto viene a raíz de la ruptura, pues antes, por culpa de la distancia, muchas veces tardábamos horas en hablarnos. Aunque era diferente y había una motivación, ahora parece que la hubiera perdido cualquier atisbo de motivación. No se.. Noto un vacío que intento llenar de alguna manera (sobretodo aprender a fotografiar). No es un vacío sentimental, o eso creo (o eso espero), es un "quiero hacer algo, no se qué ni tampoco tengo ganas". Es un rollo así como sin tristeza ni nada, completamente hueco. A ver si me motivo, al menos a hacer deporte que me vendrá bien. Aunque sera lo de siempre, mucho prometer y poco hacer.

La única motivación que he tenido, más allá de unas puñeteras fotos en todo este tiempo es intentar ser mejor hermano. Algo me dice que va siendo hora de madurar en ese aspecto y recordar que tengo dos increíbles hermanos pequeños con los que poco he hecho, entre otras cosas por la diferencia de edad. Y ahora que uno se ha ido algo más lejos, la otra nota esa falta de un hermano que creo que yo tengo que sustituir un poco.. Los quiero a morir, pero siempre he sido muy arisco y poco sentimental con ellos, sobretodo con la chica.. No puedo evitarlo, no suelo ser sentimental ni.. lo que sea que se llame eso. Vale si, afectivo, acabo de caer. Tengo que aprender a matizar mis maneras, sobretodo con ella, odiaría que me recordaran como un capullo insensible que nunca se preocupó por su bien estar. La he cuidado mucho, a ambos vaya. Y sin sentirme obligado. Pero creo que ha sido más a causa de una sobreproteccíón fraternal que otra cosa, no quiero que nunca les pase nada malo. El problema es cuando yo soy eso "malo" que les pasa y no me doy cuenta.